El manual del cristiano

Quiero comenzar el tema de esta semana recordando que Dios está junto a nosotros en cada instante de nuestras vidas, creas o no en Él. Pues aunque no seas cristian@ y por algún motivo estás leyendo estas palabras, Dios te ama y te amará así tú no quieras vivir para Él.

Una vez dicho esto, quiero decirte que una manera de demostrar que Dios está en nuestra vida es a través de su palabra, así como también el poder comunicarnos directamente a través de la oración. Dios nos dejó su palabra para que recurramos a ella en cualquier circunstancia de nuestra vida y ten presente que no solo dejó en su palabra mandamientos, como muchos pueden creer, sino también promesas, verdades, parábolas y sobretodo conocimiento.

Debes comprender que el leer la palabra de Dios es tan importante para nosotros como la obediencia, pues aunque no es un mandamiento el leer la Biblia como lo es el obedecer, como cristianos no podemos vivir nuestra vida sin saber lo que Dios escribió para nosotros en su palabra.

“Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes”

Jeremías 33:3

Y por favor no te confundas creyendo que al leer libros cristianos acerca de temas específicos o en general sobre la vida cristiana es suficiente para sustituir la lectura de su palabra. Pues aunque estos libros definitivamente son una ayuda en nuestra vidas jamás podrán sustituir la lectura de la palabra de Dios en nuestras vidas.

Solamente con el conocimiento que Dios te puede dar a través de su palabra es como podrás discernir si todas estas “iglesias” que han aparecido hoy reflejan o no la voluntad de Dios. Pues muchas personas creen debido a estas, que todas las iglesias cristianas piden dinero y que sus líderes o pastores se enriquecen a costa de los fieles.

Además es la mejor manera de validar que lo que te enseñan en tu Iglesia esta de acuerdo a lo que Dios estableció en su palabra, pues si no proviene de Dios sino del pensamiento humano no debes aceptarlo.

Finalmente, no es necesario que tengas un conocimiento previo para leer la palabra de Dios, pues como es obvio este conocimiento irá aumentando a medida que vayas leyendo su palabra, además que a medida que vayas a tu Iglesia se irá validando ese conocimiento que vas aprendiendo en tus lecturas.

Dios te bendiga

DC

Nota: Las imágenes mostradas fueron tomadas del blog onlyamustardseedskepticalteacher, respectivamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *