Honestidad vs trabajo

Continuando con el tema de Principios bíblicos financieros que hemos venido hablando las dos últimas semanas, y tomando en cuenta temas anteriores como manejo de deudas, confianza en Dios, administración financiera y el análisis de la maldad del dinero;  esta semana quiero hablar sobre la honestidad en las finanzas y el trabajo.

Empecemos mencionando que muchas personas compran cosas robadas pensando en que se están ahorrando un poco de dinero o que están simplemente aprovechando una ganga. Lastimosamente, como en todo, hay personas cristin@s que también lo hacen. Sin embargo, es importante recordar que esas cosas que compramos pensando que estamos ganando en realidad fueron las que otras personas perdieron.

¿Y que decir de lo que hacemos a diario para “ganar” una venta? ¿Decimos la toda la verdad del producto o servicio que estamos vendiendo/comprando?  ¿Devolvemos el sobrante cuando nos han dado de mas? ¿Le recordamos a las personas que no nos están cobrando todo o lo justo?

Pero Jesús es verdad y demanda honestidad de sus discípulos:

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí”

Juan 14:6

“No hurtarás”

Éxodo 20:15

Porque no podemos pretender llamarnos cristian@s si acosta de engaños ganamos ventaja o estafamos a otros. Con lo cual podemos hablar del segundo tema que es acerca del trabajo, ya que es importante tomar en cuenta que nosotros como hij@s de Dios estamos llamados a ganarnos el pan con el sudor de nuestra frente y es en base a ese esfuerzo en que podemos llegar a valorar lo que Dios pone en nuestras manos. De hecho lo primero que hizo Dios con Adán fue ponerlo a trabajar:

“Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.”

Génesis 2:15

Dios te bendiga

DC

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *