Envidia

Quiero comenzar este tema diciendo que lo que tienen los otros es porque Dios así lo a permitido, incluso a las personas que no son cristian@s. Pues Dios hace que salga el sol sobre buenos y malos, y no pienses que tu eres parte de los buenos, porque todos nosotros necesitamos de Jesús para que nos limpie de nuestros pecados.

“No envidies en tu corazón a los pecadores; más bien, muéstrate siempre celoso en el temor del Señor.”

Proverbios 23:17

Sin embargo muchos de nosotros que nos llamamos cristianos hemos tenido o tenemos envidia por personas del mundo, que no conocen a Dios. Algunos pueden decir incluso que a ese chic@ le va bien en la escuela, amigos, familia y no es cristian@ y yo que si lo soy no me va tan bien como el/ella, sientiendo así envidia porque no tienes las cosas que la otra persona si.

Leamos juntos este pasaje en donde a Moisés le vienen a contar acerca de dos hermanos que están profetizando, y veamos lo que contesta:

“Dos de los ancianos se habían quedado en el campamento. Uno se llamaba Eldad y el otro Medad. Aunque habían sido elegidos, no acudieron a la tienda de reunión. Sin embargo, el Espíritu descansó sobre ellos y se pusieron a profetizar dentro del campamento.

Entonces un muchacho corrió a contárselo a Moisés: -¡Eldad y Meldad están profetizando dentro del campamento!

Josué hijo de Num, uno de los siervos escogidos de Moisés, exclamó:

-¡Moisés, señor mío, deténlos! Pero Moisés le respondió:

-¿Estás celoso por mí? ¡Cómo quisiera que todo el pueblo del Señor profetizara, y que el Señor pusiera su Espíritu en todos ellos!

Entonces Moisés y los ancianos regresaron al campamento.

Números 11:26-30

Es necesario que leas el capítulo entero para que comprendas en contexto en el que se encuentra este pasaje, en el que Moisés por más que estaba cansado de las quejas del pueblo no envidia que sea el único que pueda profetizar sino que el mismo pide a Dios por ayuda, para que sean otros quienes también puedan tener las mismas responsabilidades que él tenía.

“Yo solo no puedo con todo este pueblo. ¡Es una carga demasiado pesada para mí! Si éste es el trato que vas a darme, ¡me harás un favor si me quitas la vida! ¡Así me veré libre de mi desgracia!”

Números 11:14

Nosotros como cristianos, que tenemos el amor de Dios en nuestra vida, debemos alegrarnos e impulsar a los demás a superarse. Deseando el bien y orando por ellos, incluso por aquellas personas que no son nuestros amigos y parientes.

Piensa en que tú tienes lo que tienes porque Dios lo a querido. Sencillamente porque Dios a querido darte lo que tienes, porque TE AMA. Pero no como muchos de nosotros que vemos que nuestros amigos tienen un mejor celular, computador, etc y es el comienzo para que envidiemos lo que él o ella tiene.

“Cruel es la furia, y arrolladora la ira, pero ¿quién puede enfrentarse a la envidia?”

Proverbios 27:4

Es necesario que primero valoremos lo que tenemos antes de envidiar la prosperidad de los demás. Porque mucha gente está queriendo lo que tu tienes y sin embargo tú buscas tener lo que otros tienen. ¿Pero de qué sirve tener muchas cosas materiales sino no tenemos amor en nuestra casa? Debemos dar gracias a Dios por tener las cosas materiales y sobretodo a nuestra familia y padres, porque al pasar de unos años y sobretodo cuando seamos padres o madres, entenderemos lo valioso que es tenerlos con vida.

Dios te bendiga

DC

Nota: La imagen mostrada fue tomada de la página scienceofrelationships.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *