El amor a nuestros padres

Ya que much@s de nosotros todavía tenemos la bendición de contar con una familia que esta a nuestro lado y que estará con nosotros a pesar de las circunstancias adversas que vengan a nuestra vida. Esta semana quiero hablar un poco acerca de nuestra familia, que en la mayoría de los casos está compuesta de nuestros padres y herman@s.

Lo primero y necesario es que podamos valorar y respetar a nuestros padres, es tan importante que nos demos cuenta que lo que sembramos ahora es lo que cosecharemos en el futuro, que es mucho mejor si nos damos cuenta ahora que estamos jovenes, pues lo cosecharemos mientras estemos jovenes tambien.

Una manera de valorar a nuestros padres es escuchando esa sabiduría que Dios a puesto en sus vidas al transcurrir sus años en la tierra, pues nuestros padres no van a querer que caigamos o hagamos lo mismo que ellos hicieron sabiendo que las consecuencias no serán buenas. De la misma manera es muy importante que respetemos a nuestros padres, y una manera de hacerlo es obedeciéndoles.

Tu como cristian@ estás llamado a dejar una huella en medio del ambiente en el que te desenvuelves, y lo puedes hacer al obedecer a Dios y hacer lo que te manda. No porque todos tus compañeros o amigos de clases traten mal a sus padres, quiere decir que esa es la manera en la que se los debe tratar. Puede que veas o tengas amigos cercanos que traten de manera despectiva a sus padres, pero no por eso lo debes hacer tú. Sino todo lo contrario, pues pon atención a lo que Dios nos manda a nosotros como hij@s:

“Hijos, obedezcan en el Señor a sus padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre – que es el primer mandamiento con promesa – para que te vaya bien y disfrutes de una larga vida en la tierra.”

Efesios 6:1-3

Recuerda que si Dios así lo permite, algún dia llegaremos a ser padres; y eso que sembramos cuando fuimos hij@s se verá reflejado en nuestros hij@s. Cosecharemos esas groserías, maltratos o insultos pues nuestros hij@s crecerán viendo ese ejemplo; viendo como les tratabas a tus padres y sus abuelos y entonces serás tú el que recibe esos mismos tratos y palabras que un momento les dijiste. Y cuando lleguen esos momentos vendrán a tu mente estas palabras y te harán recordar que lo que tu sembraste ahora simplemente lo estás cosechando.

Recuerda que son tu autoridad en la casa, impuestas por Dios. Y como ya comprenderás es nuestra obligación respetarlos, pues es una orden de nuestro Dios.

“Todos deben someterse a las autoridades públicas pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él. Por lo tanto todo el que se opone a la autoridad se rebela contra lo que Dios ha instituido. Los que así proceden recibirán castigo.”

Romanos 13:1-2

Y cuando lleguen esos problemas y diferencias con nuestros padres tengamos en mente que estamos bajo su autoridad, ya que no estamos exentos de discusiones por ser una familia cristiana; pues todavía seguimos siendo humanos y por lo tanto propensos a pecar. Lo que trato de decir es que al ser cristianos, debemos mostrar a nuestra familia ese amor que hablábamos en un tema anterior. Pueden venir muchos problemas y discusiones con nuestr@s hermanos o padres, pero queda en nosotros el detener nuestra lengua al responder algo grosero, insulto o algo que lastime a nuestros seres queridos.

Porque no se puede decir que se ama a Dios si no amamos a nuestros hermanos. Obviamente esto se aplica a todas las personas, pero en nuestro contexto es necesario aclarar que Dios no nos esta sugiriendo que amemos a nuestra familia, sino que debemos hacerlo porque es un mandamiento de parte de nuestro Dios.

“Si alguien afirma: <<Yo amo a Dios>>, pero odia a su hermano, es un mentiroso; pues el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios, a quien no ha visto. Y él nos ha dado este mandamiento: el que ama a Dios, ame también a su hermano.”

1 Juan 4:20-21

Dios te bendiga

DC

Nota: Las imágenes mostradas fueron tomadas de webneel y redorbit, respectivamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *