El viaje – Compilación

Hace tiempo hablamos sobre el viaje que como cristian@s vivimos, y que no se refiere sino a nuestra vida diaria que está compuesta de momentos de dificultad y alegría. La serie se tituló el viaje, porque era necesario que recordáramos que nosotros al ser hij@s de Dios estamos a la espera que Jesús venga por segunda vez a llamarnos por medio del arrebatamiento al reino de Dios como lo vimos también en un tema anterior. Una vez entendido el nombre de la serie, podemos hablar un poco más sobre lo que vimos en las entradas:

El viaje I: Hablamos de que el pecar es escoger el camino más fácil, mientras que el seguir y por lo tanto obedecer a Jesús es el difícil. Además nos preguntábamos ¿por qué tener que esperar hasta ese momento de nuestras vidas para regresar a ver a Dios, para recordar que Dios existe y para recién en ese momento darnos cuenta que lo necesitamos?

El viaje II: Definimos el camino de nuestro viaje, dándole un único nombre: JESÚS. Y hablamos de que cuando le dejamos entrar en nuestro corazón y a nuestra vida ya no se trata de nosotros sino de Él.

El viaje III: Hablamos de que nuestro viaje estará lleno de sufrimiento, dolor, alegrías y felicidad, pero recordamos que Jesús nos dijo que nos animemos pues Él ya ha vencido al mundo.

Recordemos que podemos tener much@s fallas como personas, que las personas nos van a lastimar, a ofender y que nosotros también lo haremos a lo largo de nuestro viaje. Pero nuestro fin en esta tierra no es sino seguir a nuestro salvador Jesús, y a nuestro todopoderoso Padre que nos demuestra cada día que nos ama, permitiendonos ver y disfrutar un nuevo día.

Puede que estés pasando por momentos díficiles en tu vida o por la mejor época de felicidad, pero en cualquiera de las dos, debemos alabar el nombre de nuestro Dios por ser tan bueno con nosotros, por todas las bendiciones que hemos recibido y por las que vendrán. Porque cuando el mundo cree que toda la esperanza se a perdido, nosotros los cristian@s sonreimos al recordar que vivimos con ella.

Dios te bendiga

DC

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *